Manzanas

"Profundidad de tonalidades que a la vez es sutil a la vista como parte de una atracción en forma y color creada por la belleza como un éxtasis al tacto dejando al desnudo goce de su consumación"

Evelyn explora el placer visual que la obliga a adentrarse al placer mismo de esta tentadora fruta, de su forma esférica como símbolo de totalidad, de placeres terrenales, texturas suaves, hermosas, de colores frescos e intensos, de su encantador y estimulante sabor que al mismo tiempo provoca el deseo de morderla, escuchar su sonido crujiente, de disfrutar sus sabores dulces, jugosos, acidas, amargas, maduras de goce estético cargadas de sensualismo.

Cada toma es a la vez clásica y de momento, una meditación sobre la naturaleza efímera de la vida, una vision excepcional por la delicada geometría de lineas, formas, texturas, colores vivos; donde la interacción de luz y sombra crean un estado de ánimo y sentimiento en la que ella encuentra formas de dar vida a objetos inanimados.